PEMEX inicia exploración en busca de gran yacimiento en Chiapas

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) ha emprendido una nueva fase de exploración petrolera en Reforma, Chiapas, específicamente en el campo denominado Sitio Grande, en donde buscan alcanzar una profundidad de perforación de 8,300 metros, ante la expectativa de descubrir un súper campo petrolífero.

El director general de PEMEX, Octavio Romero Oropeza, ha manifestado optimismo respecto a este emprendimiento, señalando el potencial identificado a través de estudios sísmicos recientes.

«Con la nueva sísmica que estamos levantando se considera que en objetivos más profundos al campo original hay muy buenas posibilidades, por lo que se realizará la perforación de un pozo de sondeo», indicó Romero Oropeza.

Por su parte, Leonardo Aguilera Gómez, quien ocupa el cargo de subdirector de PEMEX Exploración, ha informado sobre los planes para la perforación del pozo Sitio Grande 2001.

Este esfuerzo tiene como finalidad la evaluación de las capas subterráneas más allá del campo ya explorado previamente. Aguilera Gómez aportó detalles técnicos sobre el proyecto: «Vamos a un objetivo más profundo, el pozo está programado para perforarse a 8 mil 300 metros, vamos tres mil metros más profundos de donde estimamos que puede haber un recurso prospectivo de 148 millones de barriles de petróleo crudo equivalente».

Dentro de sus logros operativos, PEMEX ha destacado una notable mejora en la eficiencia de sus procesos de perforación en entornos de alta presión y temperatura, logrando reducir el tiempo necesario para alcanzar profundidades que oscilan entre los 7,500 y 8,100 metros a solo 98 días, un avance significativo en comparación con gestiones pasadas.

En el contexto de su visita técnica al campo Sitio Grande, Romero Oropeza rememoró descubrimientos anteriores como el súper campo de Ixachi, que se halló por debajo del campo de Perdiz a una profundidad superior a los 8,000 metros.

Un hallazgo similar tuvo lugar en el área de Tupilco, donde se ubicó Tupilco Profundo a 7,500 metros de profundidad.

«Este es el concepto que se busca en Sitio Grande; un yacimiento por debajo de los 8 mil metros y al igual que en otros desarrollos tempranos tenemos la infraestructura muy cerca por lo que podríamos desarrollar muy rápidamente en la lógica de la producción temprana», enfatizó.

Los trabajos de exploración están programados para comenzar a finales de abril, con una proyección de 140 días para la finalización y análisis de resultados. Víctor Gerardo Vallejo Arrieta, subdirector de Proyectos de Exploración Estratégicos de PEMEX, ha comentado sobre la preparación para el proyecto, incluyendo la ingeniería, planificación y permisos necesarios, así como un enfoque en la construcción acelerada para concluir la localización del petróleo en menos de dos meses.

«Ya tenemos visualizado un ducto de 8 pulgadas que nos manejaría la mezcla de aceite y gas del pozo exploratorio para estar aprovechando todos los recursos del subsuelo e iniciar con la producción temprana», añadió Vallejo Arrieta.

Deja una respuesta