Armenta impulsa la responsabilidad de las empresas refresqueras en la salud pública

Ciudad de México, 11 de enero de 2024. El senador Alejandro Armenta, en un reciente encuentro con los medios de comunicación en el Senado de la República, ha reafirmado su compromiso con la salud pública, considerándola un pilar esencial del Humanismo Mexicano. Subrayó la importancia de abordar con seriedad el tema de los endulcorantes utilizados en las bebidas refrescantes, resaltando su impacto en enfermedades como la diabetes.

Armenta, autor del libro “La pandemia de los edulcorantes”, expresó su preocupación por el aumento de enfermedades crónicas en México, atribuyéndolo en parte al uso de edulcorantes químicos en refrescos. Según el senador, estos componentes tienen efectos nocivos sobre el sistema inmunológico, respaldados por estudios científicos. Hizo un llamado a las empresas refresqueras para que reconsideren sus procesos de producción e ingredientes, enfatizando su responsabilidad social en la crisis de salud pública.

El senador también recordó que la Ley de Ingresos ha mantenido un aumento constante en los impuestos a las bebidas endulzadas, una medida que busca disuadir el consumo excesivo. Contrario a los argumentos de las empresas refresqueras, que citan afectaciones laborales debido a las cargas impositivas, Armenta sostiene que la responsabilidad social de estas empresas debe prevalecer sobre las ganancias, especialmente considerando la epidemia de obesidad y diabetes en el país.

Finalmente, Armenta mencionó que, además de la regulación y la responsabilidad corporativa, es crucial fomentar la conciencia entre la población sobre los riesgos del consumo excesivo de refrescos. Esto, según él, requiere un cambio en la mentalidad y el comportamiento social, y representa un acto de voluntad personal esencial para el bienestar colectivo.

Este enfoque holístico, que combina la legislación, la responsabilidad empresarial y la conciencia social, es parte del esfuerzo de Armenta para abordar integralmente la problemática de la salud pública en México.

Deja una respuesta