Bart Starr: El legado del primer campeón del Super Bowl

Bart Starr, el legendario quarterback de los Green Bay Packers, dejó una huella imborrable en la historia de la NFL al convertirse en el primer mariscal de campo en ganar el Super Bowl. Su liderazgo y habilidad en el campo lo llevaron a obtener este título en los años 1966 y 1967, marcando el comienzo de una era dorada para los Packers bajo la dirección del icónico entrenador Vince Lombardi.

 

Starr, quien nació el 9 de enero de 1934 en Montgomery, Alabama, tuvo una carrera universitaria en la Universidad de Alabama antes de ser seleccionado por los Packers en la ronda 17 del Draft de 1956. A pesar de un comienzo modesto, su carrera despegó con la llegada de Lombardi en 1959, y juntos forjaron uno de los dúos más exitosos en la historia del deporte.

 

Durante su carrera, Starr fue nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL en 1966 y recibió el mismo honor en los dos primeros Super Bowls. Además, fue seleccionado para el Pro Bowl en cuatro ocasiones y lideró la liga como el mejor pasador cinco veces. Su número 15 fue retirado por los Packers como un tributo a su impacto en el equipo y en la liga.

 

Starr falleció el 26 de mayo de 2019 a los 85 años, pero su legado sigue vivo. El Premio Bart Starr, otorgado anualmente a un jugador de la NFL que demuestra un carácter ejemplar dentro y fuera del campo, lleva su nombre en honor a sus valores y liderazgo.

 

Su influencia en el juego y su carácter caballeroso lo han convertido en una figura eterna en la memoria de los aficionados al fútbol americano.

 

Deja una respuesta