Bloqueo de cuentas en Tepic: Conflicto por deuda fiscal de 67 millones de pesos

Tepic, Nayarit, 23 de noviembre del 2023 – En un giro sorpresivo, el gobierno del estado de Nayarit ha bloqueado las cuentas bancarias del ayuntamiento de Tepic, dirigido por la alcaldesa Geraldine Ponce. La razón detrás de esta drástica medida es una deuda significativa de 67 millones de pesos relacionada con el Impuesto Fiscal sobre la nómina. Este bloqueo ha provocado una gran preocupación en la administración municipal, dada la potencial afectación a la prestación de servicios públicos y el pago de nóminas.

El gobierno estatal, actuando a través de la Secretaría de Finanzas, exige el pago de este impuesto, que, según alegaciones del ayuntamiento de Tepic, no se ha exigido a ninguno de los otros 19 municipios del estado. A pesar de que el ayuntamiento ha dejado en garantía bienes para cubrir el pago del impuesto, el bloqueo de las cuentas se llevó a cabo.

Esta situación ha puesto en riesgo servicios críticos para la comunidad, como la recolección de residuos, el alumbrado público, las obras y las luminarias, además de afectar las nóminas de los trabajadores, que hasta ahora se habían pagado puntualmente. La administración de Tepic, afirmando tener finanzas sanas y responsables, ha asegurado que cuenta con los recursos necesarios en dichas cuentas para cumplir con todos los compromisos, convenios y laudos laborales.

Geraldine Ponce, alcaldesa de Tepic y una figura política prominente en Nayarit, ha expresado su descontento con la situación. Antes de ser alcaldesa, Ponce fue diputada federal del Congreso de la Unión por el distrito 2 de Nayarit de 2018 a 2021. Ella interpreta el bloqueo de las cuentas como una venganza política, lo que añade una capa adicional de complejidad al conflicto.

La situación ha dividido la opinión pública. Mientras algunos ciudadanos ven el bloqueo de las cuentas como una medida necesaria para asegurar el pago de los impuestos adeudados, otros lo interpretan como una acción política dirigida específicamente contra el ayuntamiento de Tepic. Este conflicto no solo destaca la tensión entre diferentes niveles de gobierno, sino que también pone de manifiesto la delicada interacción entre la administración fiscal y la política local.

El gobierno de Tepic ha manifestado su intención de buscar soluciones legales para resolver la situación y asegurar que las familias no queden desprovistas de servicios esenciales. La resolución de este conflicto es crucial para el bienestar de los ciudadanos de Tepic y podría tener implicaciones significativas en el panorama político de Nayarit.

Deja una respuesta