¡Cuidado, gamers! Los niveles de sonido en los videojuegos podrían dañar tu audición

CDMX a 23 de enero, 2024.- Los amantes de los videojuegos deben prestar especial atención a un nuevo estudio que advierte sobre el riesgo de dañar irreversiblemente su audición. Los niveles de sonido a los que se exponen los gamers son potencialmente peligrosos y podrían llevar a la pérdida auditiva permanente o al tinnitus, un zumbido constante en los oídos.

 

Este análisis se basa en la revisión de 14 investigaciones que involucraron a más de 50,000 personas. Los resultados generales indican que los niveles de sonido promedio evaluados estaban cerca o incluso superaban los límites saludables de exposición al sonido. Este estudio fue publicado en BMJ Public Health.

 

Dos variables son cruciales para comprender el riesgo de pérdida auditiva irreversible: la intensidad del sonido y el tiempo de exposición. Según las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos pueden estar seguros al exponerse a 80 decibelios (dB) durante 40 horas a la semana. Esto es aproximadamente equivalente al sonido del timbre de una puerta. Sin embargo, por encima de ese nivel, el riesgo de pérdida auditiva se incrementa considerablemente.

 

Por ejemplo, los adultos no deben exponerse a 85 dB durante más de cuatro horas a la semana. Si el sonido alcanza los 90 dB, el límite es de una hora y 15 minutos semanalmente, según las directrices de la OMS.

 

Estos límites son aún más bajos para los niños. Un sonido de 83 dB es seguro para ellos durante aproximadamente 6.5 horas a la semana, mientras que para 92 dB, el límite es de solo 45 minutos, y para sonidos de 98 dB, apenas 12 minutos por semana.

 

Los gamers que participaron en las investigaciones jugaron en promedio cerca de tres horas por semana, lo que los sitúa al borde de los límites saludables. Algunos estudios encontraron que los niveles promedio de ruido de los auriculares en juegos de disparos superaban los 88.5 y 91.2 dB. Otros estudios identificaron sonidos impulsivos, como ruidos de disparos, que alcanzaban los 119 dB.

 

Varios de estos estudios vincularon directamente los videojuegos con la pérdida auditiva y el tinnitus, utilizando datos autoinformados y pruebas de audición.

 

Además, se destacó que los niños jugaban videojuegos con más frecuencia que las niñas, lo que resultaba en exposición a mayores volúmenes durante períodos más largos, lo que los hacía más vulnerables a la pérdida auditiva.

 

Los investigadores enfatizan la necesidad de implementar intervenciones, como iniciativas educativas y de concientización sobre los riesgos potenciales asociados con los videojuegos. Sin embargo, también reconocen que la evidencia actual sobre la pérdida auditiva en los gamers es limitada y que se requieren más investigaciones. Mientras tanto, se aconseja a los gamers precaución y bajar el volumen para proteger su salud auditiva.

 

Deja una respuesta