Hospitales desmienten saturación por COVID-19 frente a informes oficiales

Ciudad de México, 16 de enero del 2024. – Una discrepancia significativa ha surgido entre los reportes de la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave) de la Secretaría de Salud y los gobiernos estatales en relación a la saturación hospitalaria por COVID-19. Según un corte de información del 12 de enero, la Red IRAG informó que 16 hospitales en ocho estados mexicanos estaban al 100% de ocupación debido a esta enfermedad. Sin embargo, esta afirmación ha sido negada categóricamente por los gobiernos estatales y los hospitales implicados.

En Torreón, por ejemplo, se señaló que el Hospital de Especialidades 71 del IMSS estaba saturado, pero se constató que solo había un paciente en la única cama destinada a COVID-19. Los trabajadores del hospital afirmaron que no había una situación crítica relacionada con el virus. De manera similar, tres médicos internistas del hospital negaron cualquier alarma de COVID-19 dentro de las instalaciones.

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de su titular, Belinda Iturbide, también rechazó las afirmaciones de saturación. Iturbide aseguró que no había pacientes hospitalizados por COVID-19 en los 27 hospitales de la entidad, y que sólo el 3.06% de las camas de su red IRAG estaban ocupadas, pero no por coronavirus.

En Hidalgo, los hospitales generales de Ixmiquilpan y Tulancingo, que según la Red IRAG estaban completamente ocupados, demostraron lo contrario. En el Hospital General de Tulancingo, se documentó que el área de enfermedades respiratorias agudas estaba vacía. Fabiola Arista, coordinadora de Vigilancia Epidemiológica del hospital, indicó que los siete casos sospechosos reportados a la Red IRAG resultaron negativos para COVID-19.

El Hospital General de Especialidades del Estado de Sonora también negó estar saturado por casos de COVID-19. Según su director, Jorge Rubén Béjar Cornejo, sólo hubo tres casos moderados del virus durante el mes, descartando cualquier saturación.

Ante estas discrepancias, los gobiernos estatales y los hospitales afectados han solicitado a la Red IRAG Federal una corrección en los

registros de la plataforma nacional, para reflejar datos precisos y evitar malentendidos. Estas correcciones son cruciales para ofrecer una imagen fidedigna de la situación actual en los hospitales, especialmente en un contexto donde la precisión de la información es vital para la toma de decisiones por parte de las autoridades y el público.

El contraste entre los informes de la Red IRAG y las declaraciones de los hospitales y autoridades estatales resalta la importancia de una comunicación clara y precisa en tiempos de crisis sanitaria. Además, pone de manifiesto la necesidad de verificar y actualizar constantemente los datos en situaciones de rápida evolución como una pandemia.

Este desacuerdo entre las cifras oficiales y la realidad sobre el terreno sugiere la posibilidad de errores en el sistema de reporte o en la interpretación de los datos. También subraya la importancia de la colaboración entre las diferentes entidades gubernamentales y de salud para asegurar que la información compartida con el público sea precisa y confiable.

La situación plantea interrogantes sobre cómo se recopilan, se analizan y se reportan los datos relacionados con la pandemia, un aspecto crucial para la gestión eficaz de la crisis sanitaria y para mantener informada a la población.

Deja una respuesta